Rol 368-2019

La Corte de Apelaciones de Valdivia mantuvo la pena sustitutiva de libertad vigilada intensiva concedida a Mario Riquelme Cerón, condenado por cuasidelito de homicidio e incumplimiento de la obligación de detenerse a prestar ayuda a la víctima y dar cuenta del accidente a la autoridad policial. Ilícito perpetrado en septiembre de 2017, en la ruta que une Paillaco con Pichirropulli.

En fallo unánime (causa rol 368-2019), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Juan Ignacio Correa, Carlos Gutiérrez y Luis Aedo– revocó la resolución impugnada por la defensa del condenado, dictada por el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de la ciudad, que dispuso la suspensión de la pena sustitutiva de libertad y el cumplimiento de la pena efectiva por el lapso de un año, conforme lo dispuesto en el artículo 196 ter de la Ley N° 18.290.

El tribunal estima que “la suspensión de la aplicación de la pena sustitutiva de libertad vigilada intensiva al ser analizada a la luz de las normas del Derecho Internacional de los Derechos Humanos referidas precedentemente, resulta Discriminatoria”. Luego agrega que “[el] condenado con derecho a pena sustitutiva de la pena privativa de libertad ha recibido un trato desigual que redunda en una discriminación al haber sido merecedor de pena sustitutiva, con las implicancias que dicha penalidad conlleva en la resocialización y luego ser privado de ella por un año, sin una justificación razonable y equitativa que permita el trato desigual con otros condenados que merecen pena sustitutiva y a quienes no se les impide, a priori su cumplimiento en libertad”. Finalmente concluye que “en cumplimiento del deber de realizar Control de Convencionalidad corresponde inaplicar el artículo 196 ter de la Ley de Tránsito, por ser contrario a la Convención, en el sentido que se afecta la garantía de igualdad ante la ley, según lo previsto en su artículo 24”.