Rol Civil N° 1.711-2018

Primera Sala, dictó sentencia de reemplazo estableciendo un importante lineamiento en materia de responsabilidad extracontractual, respecto a la exigencia de cuidado de conductores de vehículos motorizados, en particular, a la presencia de niños que enfrenten, y el máximo resguardo que deben adoptar en su conducción. “Este tiene un especial deber de cuidado, en que el conductor debe actuar con el máximo de atención y prudencia a fin de enfrentar las condiciones del tránsito e, incluso, evitar el error ajeno. En este caso, a la circunstancia de existir presencia de niños que actúan de forma impulsiva y sin medir consecuencias, que es un riesgo previsible para la conductora, debiendo enfrentar la circunstancia a fin de evitar el daño, recayendo toda la responsabilidad en ella. Más adelante el fallo indica “En este caso las circunstancias exigían a la demandada considerar como señal de alerta la presencia de niños en la calle, previendo el comportamiento de ellos, recayendo la responsabilidad exclusivamente en el conductor. En este caso era previsible, ante la presencia de niños jugando, que uno cruce la calle corriendo imprudentemente.