Rol N° 26.180-18

ELEMENTOS QUE CONSTITUYEN LA RELACIÓN DE CONVIVENCIA A LA QUE SE REFIERE EL ARTÍCULO 390 DEL CÓDIGO PENAL

La relación de convivencia a la que se refiere el artículo 390 del Código Penal, al no haber sido definida por la ley, corresponde a una situación de hecho que debe acreditarse casuísticamente. En este contexto, la alusión a la relación de convivencia del citado tipo penal, busca complementar la protección que se prodiga al cónyuge, con el fin de abarcar situaciones en las que no obstante la inexistencia de vínculo matrimonial, existe una relación de afecto y confianza equiparables a aquellas que supone la institución del matrimonio. De este modo, constituyen condiciones de la convivencia, habitar en el mismo techo, poseer un proyecto de vida en común asimilable a aquel que existe en el matrimonio, que la relación posea cierta estabilidad en el tiempo y vocación de permanencia, además de notoriedad y publicidad.

El voto de minoría considera, al contrario, que la convivencia sólo requeriría compartir el mismo techo, y la existencia de alguna relación de pareja entre víctima y agresor.